LLÁMANOS: (‪55) 6236 5416‬

7 aspectos para planear un negocio

8 aspectos que se deben considerar al momento de planear un negocio

¿Quieres emprender un negocio, pero no tienes el capital para invertir? Y si lo tienes, ¿qué garantiza que la inversión que estás realizando rinda frutos? Para lograr un negocio rentable es necesario pensar en grande, y fijarse metas claras a conquistar.

En la planeación está la clave del éxito, por ello aquí te presentamos 7 aspectos claves que debes tomar en cuenta:

1. Las necesidades del consumidor

Hay que tener como prioridad satisfacer las necesidades del clientes, esta visión debe ser el motor que mueva al negocio. Es importante conocer cómo se comporta el cliente al momento de comprar, usar, evaluar y desechar los productos.

No pierdas de vista que el consumidor no es un agente pasivo, sino un agente activo en quien influyen factores internos, como estado de ánimo y gustos personales, y factores externos, como el precio e incluso el mismo empaque o color del producto, en su decisión de compra.
 

2. Competencia

Tener claro y nunca pierdas de vista: ¿Quién es? ¿Dónde está? Y, ¿cuál es su propuesta única de venta? Para lo que es muy útil realizar un análisis FODA.

Para conocer a tu competencia: evalúa qué ofrecen. No sólo sus productos o servicios, incluso el tipo de tecnología que utilizan, necesidades que satisfacen, mercado meta, tamaño de su demanda, y en consecuencia si aquello que ofrecen es homogéneo a lo que vas a vender.

Debes conocer a tu competencia tanto o más que a tu propio negocio. ¡Incluso sirve para tener nuevas ideas!

3. Canales de distribución

El canal de distribución es el circuito a través del cual se ponen a disposición del consumidor los productos y servicios que se ofrecen. Define cómo te podrán encontrar tus clientes: si serás mayoristas, minoristas, usarás distribuidores, a través de internet, o bien adaptaras una estrategia multicanal.

4. Medios

Escoge la forma más efectiva de publicidad, acorde con tu negocio. Si ya has definido los puntos anteriores, entonces conoces quién es tu cliente, tu competencia y cómo interactúa con sus clientes, y cómo quieres interactuar tú con los tuyos. Entonces será más fácil definir los mejores medios para llegar a tu mercado meta.

5. Plan financiero

¿Cómo obtendrás capital para poder iniciar e impulsar el negocio? Aquí debes pensar por qué tipo de financiamiento optar: si será a través de un banco o a través de inversionistas.

Más importante aún es tener una visualización a lo largo del tiempo, con una proyección del crecimiento de la empresa. ¿Tu inversión inicial es suficiente para arrancar el negocio? ¿Los ingresos previstos son suficientes para garantizar el flujo y su operación?

6. Plan estratégico

Aquí es donde definimos qué va a ser la empresa y, cuál será su producto y mercado. Puedes empezar definiendo: ¿Dónde estas? ¿A dónde quieres llegar? y, ¿cómo llegaras? Así será más fácil fijar metas.

Es indispensable para que la empresa pueda anticiparse y responder a los cambios del entorno: desde temas legales, de mercado, tecnología, competencia, culturales, entre otras. No vaya a ser que tu negocio quiebre antes de empezar porque el producto “pasó de moda”, se volvió ilegal o hubo un avance tecnológico que te sacó de la jugada.

7. Aspectos Técnicos.

Una vez definida la estrategia de negocio, el siguiente paso es la operación: el día a día del negocio. Necesitas crear un plan de mercadotecnia, tener claro cuáles serán los procesos operativos de la empresa y cómo manejarás sus finanzas.

Independientemente del tamaño o giro de la empresa, es muy útil contar con un ERP como Taurus Cloud que te permitirá tener el control y una visualización de toda tu operación, de manera ágil y sobre todo eficiente.

La definición de cada uno de estos puntos puede parecer una pérdida de tiempo, pero el hacerlo te permitirá dar una dirección correcta a tu negocio.